Y apareció la nefasta censura

Nos hemos dado cuenta que cuando algún padre o nosotros mismos hemos querido replicar de forma muy respetuosa algún comentario y de paso señalar que existe esta web para aquellos papás que ya no dan más con la toma del colegio, nos encontramos con la sorpresa que nos denuncian como spammers como si nuestra web fuera un sitio comercial o que alguien estuviera lucrando con esta iniciativa.

Lamentable que ocurra además en espacios donde TODOS los padres y apoderados debieran tener la posibilidad de exponer su punto de vista sobre acciones que los afectan directamente a ellos y a sus hijos. Los responsables de estos canales debieran observar que no cuentan con el apoyo de todos los apoderados al porfiar con una medida ilegal.

Inmolarse debe ser una decisión individual, pero no pretendan que todos debemos alinearnos detrás de ellos como obedientes ovejas que caminan rumbo al desfiladero sin decir nada. Perder el año escolar debe ser una potestad de cada familia, no pueden pretender arroparse esa facultad.

No dudamos de las buenas intenciones de los miembros del CAIN y del Centro de Padres y Apoderados. Todos queremos lo mejor para nuestros hijos, pero insistir en fórmulas repetidas y desgastadas como las que proponen es un mal camino para buscar unidad entre los padres y para apoyar un movimiento que sólo va alejando de la educación pública año tras año a los talentos los cuales preferirán un colegio subvencionado o particular pagado.

Les dejamos esta frase de un grande.