Nuevos antecedentes sobre la responsabilidad del Rector frente a la actual situación

Reproducimos de forma íntegra carta escrita por un apoderado del colegio y presentada durante el día de hoy en Rectoría y en la Municipalidad de Santiago.

En ella queda de manifiesto lo que hemos venido señalizando desde bastante tiempo: La responsabilidad del Rector Fernando Soto Concha en los actuales hechos que han conmovido a la comunidad escolar al no haber aplicado desde el dia uno, las medidas señaladas tanto en la resolución de la Corte Suprema, como en el Manual de Convivencia del colegio para haber evitado las tomas que han propiciado un grupo de mal llamados Institutanos.

A pie de página dejaremos la carta en formato PDF para que pueda descargarla y compartirla.


Santiago, 29 de Julio de 2016
Sr.
Fernando Soto Concha
Rector Instituto Nacional
Presente
De mi consideración:

Lamentablemente para mí, soy uno de los padres que usted destaca en el párrafo (g) de su comunicado al estamento estudiantil de fecha 25 de Julio del presente. Y aun cuando con mucho pesar hace un par de días dejé de pertenecer a la comunidad estudiantil que usted dirige, quiero expresarle mi sentir porque creo representar a muchas familias que por años ustedes como autoridades no han querido escuchar. Esta medida extrema la cual es retirar a mi hijo del colegio a estas alturas del año espero sirva como testimonio para aquellas familias que viven atormentadas viendo cómo se sigue deteriorando nuestro colegio y los encargados de dar soluciones miran impávidos como ocurren los hechos, cobijados bajo el paragua de la llamada expresión democrática.

Estoy muy de acuerdo en casi todos los puntos con el diagnostico que usted hace en su comunicado (letras A a la K), pienso sí, que está muy fuera de tiempo ya que un diagnostico muy parecido ya había sido presentado al entonces rector Fernando Perez y a la sostenedora Sra. Carolina Tohá en una carta fechada 9 de julio de 2014. JAMÁS LOS APODERADOS FIRMANTES RECIBIMOS UNA RESPUESTA A DICHA CARTA Y MUCHO MENOS ALGUNA SEÑAL DE QUE SE BUSCARIA ALGUNA MEDIDA PARA REMEDIARLO, lo que me indica que tanto el rector de la época así como la sostenedora no estaban de acuerdo con los temas planteados, preocupante señor Soto por decirlo de manera suave ya que usted plantea lo mismo.

Un grupo de apoderados de esa época (2014) insistimos hasta el cansancio que las tomas eran ilegales, por tanto una votación para validar una ilegalidad nos parecía, y nos parece, que no corresponde. Me alegra leer que en su párrafo (f) usted si reconoce algo que hicimos ver hace 2 años. También dijimos que se tomaran medidas contra aquellos profesores que en conjunto con los alumnos que estaban de acuerdo con las tomas, adulteraban los votos para así modificar el resultado de la votación a su conveniencia. Si bien me gustaría pensar que estos profesores no representan a la mayoría de los esforzados y destacados docentes que trabajan en el establecimiento, si ponen un manto de dudas sobre los valores reales que están presentes en la educación de nuestros hijos.

Participé en cuanta protesta me fue posible junto a muchos apoderados para lograr el restablecimiento de las clases y el derecho a la educación, que por lo demás como usted sabe está garantizada en nuestra constitución, respetando siempre a aquellas personas que pensaban distinto.

Como resultado logré una serie de correos anónimos con amenazas, hacia mí y a mi hijo, insultos y una serie de asociaciones políticas que a mi parecer están absolutamente fuera de lugar. EXIJIR CLASES NORMALES PARA MI HIJO NO ME CONVIERTE EN REPRESENTANTE DE NINGÚN PARTIDO POLÍTICO Y MUCHO MENOS HIJO DE NINGUNA DICTADURA. Esto solo refleja el clima de tensión en la convivencia que las autoridades responsables y permisivas han logrado crear y que siguen avalando.Al inicio de clases el día 25 de Julio jornada de la mañana junto a un pequeño grupo de apoderados decidimos extender un cartel que decía “No mas tomas”, como usted sabe, porque estaba ahí, un funcionario del establecimiento acatando sus instrucciones nos pidió retirar dicho cartel, frente a este hecho solo me cabe una reflexión, ¿porqué razón solo un grupo de personas con una determinada tendencia se puede expresar libremente y nosotros no?. ME QUEDA LA DUDA SEÑOR SOTO SI USTED ESTA REALMENTE CONVENCIDO CON SU DIAGNOSTICO DEL PARRAFO “F”

Después de tantos años y al constatar que no existe la mas mínima voluntad de las autoridades responsables de solucionar el tema de las tomas, tome la triste decisión de buscar una alternativa de colegio para mi hijo con todos los trastornos que ello implica, desde emocionales hasta económicos y me encontré con la desagradable y penosa realidad que por ser alumno del Instituto Nacional en varios lugares tienen cerradas las puertas. Hoy no sé que es más grave señor Soto, si haber retrasado a mi hijo en su educación al esperar tanto tiempo para el cambio de colegio o verme enfrentado al trato vejatorio que he recibido por el solo hecho provenir del establecimiento emblemático que usted dirige. HACE ALGUNOS AÑOS ERA UN HONOR Y UN ORGULLO LUCIR LA INSIGNIA DEL ESTABLECIMIENTO , me imagino que alguna reflexión podrá usted hacer con este comentario, entendiendo que el problema es mío, generado por otros, y para variar nadie se hace responsable del daño causado.

Desde 2013, año en que mi hijo ingreso, después de cada toma se nos decía que habría un periodo de recuperación de clases, eso nunca ocurrió pues solo los hacían asistir para efectos de contabilizar asistencia. Entiendo por lo tanto que al menos desde ese año el colegio ya había perdido el interés por nuestros hijos y sus objetivos eran otros.

Todos los antecedentes antes expuestos y muchos otros están en poder de su rectoría y en la oficina de partes de la Ilustre Municipalidad de Santiago, por tanto aducir el desconocimiento de ellos y de lo que ha ocurrido en los últimos años es una aseveración muy difícil de sostener.

Me voy del colegio señor Soto con la amarga sensación de que el emblemático Instituto Nacional está siendo utilizado solo como herramienta de presión tanto de apoderados, profesores, partidos políticos, quizás algunos alumnos y quien sabe quien mas solapadamente no importando que hay menores de edad dentro, y solo considerando el gran peso histórico que este tiene, el no dar la cara y usar a niños para lograr esos propósitos tiene varios nombres, ninguno de ellos muy decoroso según la educación que me dejaron mis padres en los años 60.

Atentamente,
Jose Luis Takahashi Valdes
Ex Apoderado 2oB
C.C. : – Sra. Alcaldesa Ilustre Municipalidad de Santiago.


Download (PDF, 30KB)