LAS TOMAS UNIVERSITARIAS Y LOS REVOLUCIONARIOS DE FRAPPUCCINO

Un acalorado comentario en su cuenta de Facebook publicó el fundador de Educación 2020, Mario Waissbluth, contra las tomas universitarias y sus dirigentes. Un crudo diagnóstico a la clase de dirigentes estudiantiles que hoy pululan por los centros de alumnos verborreando sus discursos mesianicos, cargados de ideologismos, cero empatía con sus compañeros disidentes, cero pragmatismo y por cierto, muy poca capacidad analítica. Le suena a algo que Ud conozca?. No tiene desperdicio.


LAS TOMAS UNIVERSITARIAS Y LOS REVOLUCIONARIOS DE FRAPPUCCINO.
Estimad@s. Disculpen mi exasperación personal de profesor universitario al ver un sistema de educación superior yéndose al demonio, entre la pinza de las tomas, de erróneas políticas públicas, y de una carencia de recursos que llevará vuestra ansiada gratuidad universal del 2020 al 2036, cuestión previsible desde hace ya un par de años.

Se que muchos me taparán a insultos, pero considero mi deber alzar la voz para desmitificar un movimiento estudiantil que a mi juicio ya comenzó a perder el rumbo. Muchos, las mayoría silenciosas, les tienen susto a ustedes, por eso alzo la voz del teclado.
Comencemos: …. ¡cuanto heroísmo y adrenalina fluye por vuestras venas!

Una de las Federaciones, que ya tiene tomada su universidad hace un mes, postea orgullosamente, con elegante retórica digna de mejores causas:
“Avanzamos con más fuerza que nunca, ya que hoy la Dirección se ha visto reducida a tener que modificar su calendario académico. Más aún, ha tenido que recurrir a la realización de los exámenes en inmediaciones externas a nuestra casa de estudios, no respetando las decisiones que democráticamente se han resuelto en las diversas asambleas de carrera, intentando subyugar a un sector minoritario de la movilización estudiantil. Avanzamos porque no esperaremos que se lleve a cabo, tanto su estrategia histórica de dilatar los procesos de resolución de conflicto, negándose al diálogo; y por otra parte, porque los hemos visto adoptar una postura beligerante frente a la respectiva coyuntura de movilización interna. La intransigencia mostrada por Dirección no puede sino decantar en nuestra ofensiva, la cual irá en ascenso, mientras no concreten sus voluntades por dialogar con el estudiantado.”
Me resuenan mis propias palabras de antaño: “más fuerza que nunca” “intentando subyugar” “estrategia histórica” “dilatar” “beligerante” “movilización” “intransigencia” “decantar en nuestra ofensiva”.

Mucho heroísmo en pocas líneas de texto.

Yo fui uno de ustedes y usé las mismas palabras. Por eso sé de lo que estoy hablando.

Yo fui de los “tomadores” del 68. Luego, fui MAPU Obrero y Campesino. Me solía reír de mi propio partido pues decía que el MAPU Obrero Campesino era en realidad la pequeña burguesía revolucionaria, y que en sus filas tenía un obrero y un campesino de muestra para poder legitimar el nombre.

Solíamos decir que los PC eran unos “rabanitos”… rojos por fuera pero blancos por dentro… unos amarillos, en definitiva, frente a la pureza revolucionaria de nuestros planteamientos.

Los MAPU de ayer son los revolucionarios de frappuccino de hoy, o como dijo acertadamente un columnista, los MAPU con Iphone.

Los infantilistas de izquierda de que habló Lenin, los del 68, los de hoy.

Por eso me atrevo a hablar con conocimiento de causa.

La adrenalina que fluía por mis venas era deliciosa, adictiva.

Si se destruye la universidad que tenemos tomada… mala raja. Los bienes superiores de la nación lo exigen.

La única diferencia con el 68 es que hoy ustedes se dan el gusto de pintarrajear, quemar, basurear. Los del 68 éramos un poco más limpiecitos.

No todo el movimiento estudiantil de hoy es así… pero muchos lo son.

Este viejo de mierda, entonces, les dice con cierta autoridad dada por el conocimiento de sus entrañas:
¿QUE SE HAN CREIDO?

Ustedes, que han encandilado y ahora están siendo encandilados por una Presidenta que intempestivamente (no estaba en su Programa) ofreció “educación pública, gratuita y de calidad para todos”… a sabiendas que no la iba a poder cumplir ni en 30 años, y no sólo por un tema de plata, ahora “inician su ofensiva” para que esta irresponsable y poco meditada promesa de campaña se cumpla.

Que su universidad, pública o privada, pierda matrícula por las tomas… no importa.

Que su universidad pierda la acreditación, no importa….

Que, en definitiva, su universidad se vaya a la mierda, tampoco importa. La “causa” lo amerita.

Yo decía lo mismo. Hoy no tendríamos U. de Chile si mis dichos de antaño se hubieran convertido en hechos.

Como si sus profesores fueran el enemigo a vencer, unos monstruos reaccionarios. Las pinzas. Son unos académicos, generalmente izquierdosos y con harta sensibilidad social, que no hallan que hacer con vuestra antidemocrática violencia.

Salvo escasísimas excepciones, ustedes, aunque no lo quieran creer, son de los privilegiados de clase media de Chile que sí lograron entrar a una universidad.

A ustedes les ofrecieron US$ 5000 millones de dólares en educación pública, gratuita y de calidad y quieren que se las den. ¿Verdad? Aunque no se pueda, ¿verdad?

Pareciera que les importan una raja los cabros de la educación técnica que tienen que trabajar de día para poder sacar su título técnico de noche.

Les importan una raja los 200 mil cabros que no lograron terminar la enseñanza media, o que la mitad de los que egresaron no entiendan lo que leen.

Pareciera que les importan una raja los miles de niños que están en el SENAME siendo maltratados, desatendidos, y en muchos casos abusados, violados y golpeados. Si quieren marchar por ellos, me pongo a la cabeza… si me invitan claro está.

También parece que les importara una raja los niños en salas cuna, los jubilados de pensiones misérrimas, los pobres que tienen lista de espera de un año y medio para ver un especialista en un hospital público.

Por un rato que sea, les ruego que dejen de mirarse el ombligo. En lugar de darse cuerda entre ustedes, con la adrenalina fluyendo por sus venas mientras pintarrajean alguna pared, salgan a la calle a hablar con las madres de niños vulnerados, con los que hacen cola en el consultorio primario, con ancianas jubiladas, visiten un hogar del SENAME … y después intenten la revolución pero haciendo planteamientos serios.

Los dirigentes del 2011 le hicieron un gran favor a Chile y corrieron el cerco de las ideas. Ustedes ya sólo son un pálido reflejo, aguachento, y sin propuestas más allá de la consigna.
¿Ya leyeron el proyecto de ley de educación superior? ¿Está todo malo, 3/4 malo, medio malo? Yo lo encuentro malito, y estoy tratando de ver como podría mejorarse. ¿Y uds.? ¿Cómo hacemos para ir terminando con el CAE sin quebrar al fisco? ¿Como puede crecer la matrícula de Ues públicas, que hoy es 15%, a 30% en 10 años? ¿O es pura consigna?
Un pequeño recordatorio que podría meditarse en vuestras (generalmente) poco democráticas asambleas, de parte de este anciano servidor:
El absolutismo moral para los demás, combinado con el relativismo moral en nuestras propias acciones, es la hipocresía, y ese es el peor de los vicios sociales.

Una manera de evitar esto, por ejemplo, sería comenzar por escuchar con respeto a la mayoría silenciosa de sus compañeros que quisieran estudiar pero que no se atreven a hablar en las asambleas para evitar ser tratados de “fachos qliaos”.

Y por cierto, los que les están haciendo el favor a la derecha no son sus compañeros, ni yo, sino que ustedes.

Trátenme con confianza de viejo de mierda, pues eso es lo que soy, y ya retirado además. A mucha honra. Pero por lo mismo que los conozco por dentro. Y no se conviertan en unos jóvenes de mierda.

fuente: https://www.facebook.com/mwaissbluth/posts/10210192980411242