Entre deportes y videos, la “toma modelo” del Instituto Nacional cumple un mes

Movilización de los estudiantes divide a los apoderados, mientras el rector pide buscar otras formas de expresión.

sábado, 25 de junio de 2016

Carlos Said
Nacional
El Mercurio

Los jóvenes han buscado la participación de sus compañeros para evitar destrozos como los ocurridos en el Internado Barros Arana. Además, cuentan con el apoyo de algunos padres que los han ayudado a mantener la seguridad del edificio.

Los estudiantes del Instituto Nacional cumplen hoy un mes en toma, en medio de las protestas por las reformas educacionales del Mineduc. En este período han sido desalojados tres veces, pero han vuelto a ocupar el edificio de calle Arturo Prat, en pleno centro de Santiago, en una movilización que, según ellos, cuenta con el apoyo de la comunidad: 2.125 alumnos votaron por tomarse el colegio y 1.695 lo validaron en una segunda votación.

Según los escolares, la organización y el apoyo de algunos padres han sido fundamentales para mantener la ocupación. Además, han hecho 40 actividades para fomentar la participación y evitar desórdenes y destrozos, como los del Internado Barros Arana. Así, se convirtieron en una “toma modelo” para otros colegios.

“La próxima semana tendremos una tocata cultural, que está siendo trabajada con los otros estamentos del colegio, para que se haga como comunidad”, relata Roberto Zambrano, presidente del Centro de Alumnos. Añade que han discutido el tema de los destrozos y procurado cuidar el edificio: “La gente sabe que el colegio está bien cuidado”.

Entre las actividades están la exhibición de películas y de documentales con críticas sociales, tocatas y torneos deportivos -incluso boxeo- y clases éticas. Además, realizaron conversatorios en los que la política, la igualdad de género, el veganismo y los conflictos sociales están entre sus principales intereses.

El dirigente de los estudiantes cuenta que algunos apoderados han ayudado con la seguridad, lo que ha sido fundamental para evitar problemas. Ahora, la mayor preocupación de los jóvenes es proveer la alimentación, porque ya no cuentan con la comida de la Junaeb, y han tenido que buscar la ayuda de organizaciones sociales para mantener a la gran cantidad de gente que en algunas ocasiones llega al lugar.

Como ejemplo menciona que el jueves, con motivo de la marcha estudiantil, “más de 600 personas participaron en la toma, lo que nos parece bueno”, dice Zambrano.

Buscar otro método

Muchos padres no avalan la ocupación, por el perjuicio académico que genera. Omar Ibaceta, vocero del Centro de Padres, dice que “compartimos las demandas, pero la toma no es el método, porque las clases se extienden a enero, y en la práctica no se realizan”.

Pero añade que los apoderados están divididos: hay un grupo que apoya la toma, y que incluso intenta crear un centro de padres paralelo.

El rector del liceo, Fernando Soto, también lamenta la pérdida de clases, porque “es terriblemente perjudicial e hipoteca los proyectos que tengan a futuro los propios estudiantes”.

Agrega que comparte varias de las demandas, pero que la toma “no es la estrategia adecuada para que los muchachos planteen sus inquietudes”. Sin embargo, destaca que en esta ocasión los estudiantes han cuidado el edificio “y han mostrado un mayor compromiso con lo que nos pertenece a todos los chilenos, y eso se agradece”.

”Buscamos la participación de la comunidad en la toma. Discutimos lo de los destrozos, y la gente sabe que el colegio está bien cuidado”.
ROBERTO ZAMBRANO
PRESIDENTE DE LOS ESTUDIANTES DEL INSTITUTO NACIONAL

”Los muchachos han mostrado más compromiso en cuidar el liceo, pero la toma no es la estrategia adecuada para que planteen sus inquietudes”.
FERNANDO SOTO
RECTOR DEL INSTITUTO NACIONAL

http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=265553

Nota de contralatoma.com: Parece que el periodista no le informaron que existe sentencia de la justicia que declara ilegales las tomas. La posición del Rector Fernando Soto es delicada al no hacer cumplir una orden de la Corte Suprema.